Democrazy
Fecha: 14.06.2018
Lugar: Sala Caracol, Madrid
Organiza: Panda Artist Management
Redactor: R13
Fotógrafa: Aldara ZN

 

Suena una potente base rítmica de aroma reggae que obliga al telón a abrirse. Tras él, están Ramiro y Andrés, a la batería y el bajo. Tras unos compases, cuando ya le hemos cogido el gusto, sale Eva para añadir sus teclados a la mezcla. Poco a poco, se incorpora el resto de la banda: Javier Pedreira, el único que necesita presentación en el universo Hechos contra el decoro, junto a su guitarra; Angelo a la trompeta y, por último, micrófono en mano, Ruso.

Casualidad o premeditación, esta entrada progresiva de músicxs y música parece una declaración de intenciones. La banda parece dispuesta a empezar de (casi) cero y volver a crecer junto a un público que, a la vista de la asistencia, ahora está a otras cosas. Desde aquí, les deseo que puedan desarrollar todo su potencial.

Tras la introducción, la primera canción arranca con la voz de Eva que comparte protagonismo con la de Ruso. Un tema lento que sigue introduciéndonos gradualmente en la sintonía de Democrazy. Es una lástima, y no cambiará apenas durante toda la noche, que el buen sonido de la Sala Caracol en esta ocasión apostase demasiado por la contundencia sonora. Por ello y como es habitual, las voces ven reducido su espacio. Algo poco adecuado para un grupo de letras con tanta importancia, especialmente cuando lxs allí presentes, o al menos yo, esperábamos aprovechar el concierto como primera escucha del disco que no saldrá hasta septiembre.

Los temas se van sucediendo y comprobamos que la amplitud de estilos y registros a la que nos acostumbraron en su día sigue presente. Desde “Middle Class” con un estribillo con el que pocxs se atreverían hoy en día o “Metafísico” que describe un país de mierda, hasta las más suaves y melódicas “Unos se quedan, otros se van” y “En medio del fuego”, esta última con la colaboración de Paloma del Sol.

Seguidamente, Ruso se deshace en halagos para presentar al otro invitado de la noche: Javier Ruibal. La admiración que le muestra puede ser la responsable de la evolución letrística de Ruso. Los fragmentos sueltos que puedo entender me hacen pensar que ha tomado un camino menos directo para contar las cosas, recurriendo a imágenes. Un camino más personal y abstracto a la vez.

En cuanto a lo musical, con canciones como “1978”, la más rockera de su repertorio, “Desinventarnos” o “Esta vida” muestran su madurez como músicos. Recordando menos a Hechos contra el decoro que los numerosos grupos que bajo su influencia han tomado su relevo en este tiempo.

Tras una estricta presentación de lo que será su primer disco, que tendrá su correspondiente gira en otoño, llega el momento de un largo bis en el que reviven a Hechos. No pueden faltar “La llave de tu corazón” y “Un mundo donde quepan muchos mundos”, sus temas más conocidos. Pero a mí me emocionan especialmente “La apariencia” y “Qué te voy a contar”. Su vigencia es absoluta, y hoy pueden servir para ilustrar el momento de desencanto común con la nueva política. Cuestión en la que ahonda “Esta vida” de su nuevo disco.

Para despedirse, Democrazy hacen lo que muchas bandas noveles y vuelven a tocar su primer single “Middle Class”. Esperamos con ganas sus siguientes declaraciones de intenciones.