Autor: Juanse Gutiérrez (Nubis)

 

Desde mi habitación (imaginad entre tinieblas, por supuesto) le doy a reproducir y comienza a sonar un Stoner que me resulta cercano. Investigo y compruebo que Land of the Sun son de por aquí cerca, de Gandía, y que, por algún motivo, apenas son conocidos. Apenas hay reseñas o entrevistas de ellos, casualidad si hay algún comentario por Youtube. En su Bandcamp hay cierta cantidad de seguidores, pero ese círculo no se ha expandido. Eso me hace pensar en la importancia del marketing, del “dar la tabarra” para poder darse a conocer, y más con un medio tan eficaz como Internet. Para hacer un poco de justicia, realizaré una reseña a este primer disco de nombre homónimo.

land of the sun cover

Horse es inicio acostumbrado del género, por lo que es contundente y lleno de esa energía pesada. Oscuridad tomando forma, ritmos bien marcados y una voz con efecto perpetuo que suena entre lejana y etérea. Las melodías son las justas, guiando el camino el vocalista. Fuerza y ganas por parte de los tres miembros. Un excelente inicio.

Karma parece burlona, nos convence al comenzar con una melodía feliz de guitarra para después darnos un ataque frontal inevitable, como el propio karma. En este tema destacan los ritmos y el cómo va progresando, los cambios entre partes y la voz que ha cogido cierta fuerza, reforzada por la guitarra, que se luce llegados a la parte final, donde toda la banda hace homenaje a los inicios del estilo con cierto ritmo que los seguidores del género ya han desgastado a base de mover el cuello.

Look Up ya da desde la primera impresión una influencia a Queens of the Stone Age, ya sea por la estructura o esa guitarra tan característica. El bajo se remarca en este tema, y llegados al estribillo confirmamos la influencia. Un gran tema del que es imposible no moverse. Muy bien compuestos los ritmos, donde destacan por la parte final.

All Alone continúa la estela del anterior tema. Una negrura bien definida que te va llevando hasta una zona central donde todo cambia casi radicalmente. Un ataque de locura sana bien llevado (o tratado) para acabar en otra especie de cambio de ritmo, una semi-epopeya del momento. Bastante emocionante este final.

Slow Desert ya anuncia con el nombre lo representativo del género. Se inicia una especie de duelo entre la guitarra y el bajo, una imitación mutua donde acaban fusionados para elevar la melodía principal. El bajo toma la batuta al tiempo que con calma avanzamos por este desierto. De repente tropezamos con ¿la tormenta? ¿De agua o arena? No hay escapatoria y, con acertada emoción que va elevándose, los instrumentos van luciéndose y combinándose para lograr un clímax digno. Un gran tema instrumental con personalidad.

Faster regresa al estilo clásico. No puedo evitar sentir ahora cierta influencia de los Mastodon más Stoner. Un tema más denso donde hay que ir apartando las hebras de sonido para adentrarnos en el corazón.

Care se anima más combinando ritmos y ataques de sonido. Las estrofas vacilonas no poseen miedo, dejan clara una base definida de ritmo y distorsión. La voz resalta arriesgándose más que en otros temas, elevándose como un coro de una sola voz. A destacar también el solo de guitarra que termina de redondear la canción.

Dimension es el single del disco, con el que la banda llegó a grabar un videoclip. Es acertada la elección por ese ritmo y la melodía atrapantes. El bajo se luce con un pequeño solo que ayuda a continuar. Comienza la parte cantada, y comprendemos el potencial de este tema conforme se eleva la estrofa. Aquí los ritmos son más complejos y variados, demostrando la banda tener nivel.

Dry Surface tiene un aire de felicidad melancólica. Se nota la intención de despedida, pero no desean que nadie quede disgustado, y la impresión de atmósfera entre sesentera y setentera se hace notar. La guitarra repite su motivo una y otra vez, y una vez nos tiene atrapados, sucede el cambio de ritmo. Se lucen los tres una última vez para llegar a la recta final con un ritmo contundente a tiempo medio. Pequeño solo de guitarra tras lucirse el bajo y una melodía emotiva que corona el cielo. No olvidemos que esto es Stoner, y el clásico ritmo regala las últimas notas. Queda una distorsión en el tiempo.

land of the sun foto

Este único trabajo de Land of the Sun no es mal debut. Quizá estén esperando a su siguiente disco para promocionarse y expandirse. Pillar rodaje con los conciertos para entonces componer y grabar nuevas ideas que tales eventos les proporcione. Su viaje ya se inició. Ahora toca saber cuánto ha sido lo recorrido para aprovechar la experiencia. Buena suerte.